lunes, 20 de septiembre de 2010

Vicente pidió y se le cumplió

La calle Tercera del Poblado de la Rumorosa lucía radiante con el nuevo pavimento y el Gobernador Osuna Millán saludaba a los asistentes al acto de inauguración, cuando un joven se le plantó enfrente y con voz decidida le dijo: “soy estudiante del CECYTE, en el plantel que está aquí a media cuadra y no tenemos laboratorios”.

Era un 12 de febrero y a pesar del frío de esa mañana, Vicente Hernández Nolasco vestía la camisa guinda de manga corta con el logotipo de los Linces del CECYTE cuando frente a las cámaras de los medios de comunicación le exponía al Gobernador del Estado lo complicado que resultaba para él caminar 4 kilómetros diariamente para estar en el plantel de la Rumorosa y no tener todas las instalaciones necesarias.

“No tenemos laboratorio. No hay donde podamos practicar”, decía Vicente y el Gobernador Osuna Millán ahí mismo se comprometió a apoyarlo.

Seis meses pasaron y el compromiso con Vicente se cumplió. El plantel de CECYTE en La Rumorosa ya tiene laboratorio de cómputo, taller de turismo, servicio sanitario y espacio administrativo a los docentes y alumnos.

El esfuerzo diario de Vicente por superarse y continuar sus estudios rindió frutos y 800 mil pesos se invirtieron para beneficiar no sólo a él, sino a todos los estudiantes de este plantel.

Ya sin tanto frio, la mañana del sábado 18 de septiembre, el Gobernador regresó a la Rumorosa y en las nuevas instalaciones del CECYTE saludó nuevamente a Vicente, quien con una cálida sonrisa lo recibió y le dio la bienvenida.

Había motivos en Vicente para sentirse orgulloso, su escuela lucía distinta, mejor equipada y ese sólo hecho motivó a los alumnos a aportar su granito de arena y ellos con sus propias manos instalaron el piso en cada uno de los dos edificios de un piso que componen el plantel.

Vicente ya no camina 4 kilómetros diarios para ir a la escuela y se ha cambiado al Poblado de la Rumorosa donde vive con su hermana y con un primo.

Durante sus palabras el Gobernador Osuna Millán le dijo: “El compromiso que hice contigo hace seis meses ya lo cumplí. Ahora corresponde a ti y a tus compañeros cuidar estas instalaciones. La educación nos cambia la vida, por lo que tienen que aprovechar las oportunidades que se presenten”.

Pero así como le había pedido el apoyo al Gobernador hace 6 meses, ahora Vicente tenía una nueva solicitud ya que los costos por la renta de la casa que comparte con sus familiares y sus estudios, representan una carga para él, por lo que nuevamente pidió un apoyo.

“Este joven sí que es bueno para conseguir apoyos” bromeó el Gobernador Osuna Millán para enseguida anunciar que Vicente será apoyado con una beca de 2 mil pesos para apoyarlo en sus estudios.

Vicente sonreía y junto con el Gobernador recorrió los nuevos laboratorios, donde los alumnos de gastronomía ofrecieron a los visitantes pan dulce recién hecho ahí mismo en el taller de gastronomía.

Se dio un paso importante para mejorar este plantel escolar, aun hay necesidades y retos por enfrentar, pero con la voluntad de jóvenes como Vicente, el Gobierno del Estado confía en seguir cumpliendo compromisos en beneficio de los bajacalifornianos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario